Gabino Cué y Francisco Toledo, burlarse de la ciudadanía

También te podría gustar...