Qué es la política para Arendt

Portada: ¿Qué es la política?

Hannah Arendt (1906 – 1975) jamás escribió un libro sobre ¿Qué es la política? Faltó tiempo y vida para que lo hiciera. Tiempo porque siempre tuvo trabajos que no le permitieron abordar la política como tema central. La vida de ella se apagó cuando sólo tenía borradores de algunos capítulos del libro sobre la política, muchas notas, reflexiones en otros textos y fichas por doquier. Al menos esa es la impresión que deja la recopilación de ¿Qué es la política?

El libro que nunca hizo Arendt, pero que gracias a su editora Ursula Ludz se hizo realidad está lleno de reflexiones que en otros textos de Arendt se pueden localizar como soportes al objetivo que se había propuesto, pero nunca como variantes del concepto de política que la autora quiere dar a conocer.

En los textos ordenados de ¿Qué es la política? encontramos a la autora preocupada por la acción política, los tiempos oscuros que han recorrido su vida y la esperanza que le permite reivindicar la política como libertad.

Desde el punto de vista de Hannah Arendt, el siglo XX en Occidente está siendo recorrido por un prejuicio hacia la política que no favorece su reinvención y sí propone su aniquilamiento: La violencia. Ante este escenario que vive la política, la autora de origen judío señala que la política y la libertad van de la mano, más que anteceder una a la otra o una de ellas servir de medio para el fin. Para ella, la política sólo se da en lo público, ahí reconoce el hombre que tiene la capacidad de mirar su ser y reconocer a otro hombre.

Estando ante el otro, se reconoce a la libertad como capacidad para conversar con otros. Aunque, reconoce que la libertad y la política se llegan a sacrificar con tal de mantener la vida, o sea, cubrir las necesidades para seguir vivo, que el corazón lata, aunque no sea en libertad.

Se sacrifica la política, el espacio público político, para una vida “feliz” individual en la producción: satisfacción de nuestras necesidades individuales.

Si se quiere recuperar la política en el siglo XX se debe regresar a la relación política y libertad, sostiene la autora. La relación conlleva que una de las actividades más altas del ser humano no se separe del habla, la acción. Acción y habla en la política son unidad.

Lamentablemente, el hombre ha llegado a un desarrollo tecnológico y una sociedad internacional donde la violencia impera como justificación para la identificación en un Estado – Nación. La oposición vida y libertad se ha reforzado considerablemente, pues, como mencionaba en párrafos anteriores, sobrevivir no necesita de la libertad.

La oposición permite entender que la violencia total, la guerra, no es una continuidad de la política, sino un mecanismo que solo permite sobrevivir, o sea, vivir sin libertad.

Sin la posibilidad de comprender la política bajo la idea de libertad y como posibilidad de vivir de manera pacifica en sociedad, será complicado que los prejuicios sobre la política cambien. Además, nos vemos en la incapacidad de reconocer el medicamento que permita resolver las disputas de la sociedad sin atentar contra la vida.

Un libro fundamental para comprender a la autora, pero sobre todo su esperanza para que el hombre vuelva al control de su mundo, el cual ha perdido en su propia individualidad, sacrificando su capacidad de acción y construcción de su sociedad, por sobrevivir socialmente e individualmente.

En este libro, se debe reconocer un magnífico trabajo introductorio de Fina Birulés que nos permite un resumen del pensamiento de Arendt.

Es sin duda, el libro que Arendt nunca escribió y siempre quiso escribir.

Arendt, Hannah. (1997). ¿Qué es la política?. España: Paidos ICE/UAB